Vida, medios y violencia.

image

No sé si la imagen sale con buen tamaño. La reemplazaré en unos días en que tenga tiempo de buscarla.

Esta imagen vuelve a poner sobre el tapete una pregunta personal: cómo concretar la indignación?

Es moralismo turro el grito al cielo, aun cuando sea inevitable (no se trata de juzgar a nadie tampoco). Pienso que estos temas plantean no sólo acciones constructivas sino también reflexiones de más largo alcance y que están más a la mano: la solidaridad humana o la compasión cristiana son constructos. Por qué no indagar más sobre sus presupuestos y límites? Creo que al hacerlo podremos comprender hasta dónde vamos socialmente en la formulación de respuestas a dilemas como estos.

Los superamigos de la ciencia siguen siendo pioneros. Mas allá de la sensación de asombro o desconcierto puede estar el segundo paso: la persecución de una respuesta satisfactoria a los dilemas.

Tal vez no dejemos mucho logrado, pero habremos aportado algo más al camino de la sanación cristiana.

Pistas mías a seguir:
Diario de solferino sobre el inicio de la cruz roja.
Ante el dolor de los demás de sontag.
John stuart mill en el utilitarismo.
Hume sobre la simpatía

La concepción cristiana de ágape.

Bordieu y la práctica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *