“El curioso efecto Dunning-Kruger: cuanto menos sabemos, más creemos saber”

http://www.eldefinido.cl/actualidad/pais/4620/El-curioso-efecto-Dunning-Kruger-cuanto-menos-sabemos-mas-creemos-saber/

En lo personal, aunque concuerdo con que el efecto es real y me ha pasado más de una vez (sí, la ignorancia es osada), creo que el artículo me produce “intranquilidad” por la visión “blanco / negro” que propone entre “expertos / ineptos”.

Creo que una visión más amplia sería algo que podríamos llamar “la superioridad subjetiva del experto”. Me explico. Basta con que alguien se considere a si mismo “experto” en un área (ya sea por autodefinición o por validación externa) para que bajo dicha situación de “superioridad” su capacidad de aprendizaje y apertura a nuevas experiencias disminuya.

Este es un efecto que no sólo genera “deficiencias cognitivas” en las personas menos instruídas, sino en los mismos “expertos” que, teniendo una “explicación suficiente” dentro de su área de expertise, no sólo se cierran a nuevas visiones / teorías de la realidad sino que además, se sienten en el “deber moral” de evitar que otros “caigan” en dichas “elucubraciones” desacreditando a quienes osan “ir más allá”. Visto así, ciencia y religión no parecen tan distantes.

Resumiendo: según la teoría aerodinámica, el abejorro no debería de poder volar 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *