.

Sin tiempo y para volver. Se sobreexplotó la muerte de Sharon y eso es lamentable. Pero yo sí considero lamentable su muerte y me llama la atención la gran convocatoria (y el sentimiento de pena que me generó la noticia) que esta pudo suscitar.

Dicen que no hay muerto malo y yo creo que más bien es de estúpidos pretender cambiar el tema cuando alguien que se hizo notar ya no volverá a estar con nosotros como referente constante de ninguna cosa más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *